Margarita Laso - Adiós (Ecuador)




En la vida nunca hay calma
el contento nunca dura
porque en el fondo del alma
siempre existe la amargura.

En la vida nunca hay calma
el contento nunca dura
porque en el fondo del alma
siempre existe la amargura.

Ay adiós que desgarra el alma
ay adiós que quita el vivir
amargo como el veneno,
terrible como el morir
amargo como el veneno,
terrible como el morir.

Si acaso Dios me pidiera
que aleje de ti mi amor
yo le dijera llorando
eso no puedo señor.

Si acaso Dios me pidiera
que aleje de ti mi amor
yo le dijera llorando
eso no puedo señor.

Ay adiós dijo la paloma
al separarse del nido
adiós dijo en su gemido
ay para siempre adiós, adiós
adiós dijo en su gemido
ay para siempre adiós, adiós.

En un infierno los dos
los dos hemos de penar
tú por no haberme querido
yo porque te supe amar

En un infierno los dos
los dos hemos de penar
tú por no haberme querido
yo porque te supe amar

Ay adiós que desgarra el alma
ay adiós que quita el vivir
amargo como el veneno,
terrible como el morir
amargo como el veneno,
terrible como el morir.

No hay corazón mas herido
ni con más sed de venganza
que el que pierde la esperanza
de verse correspondido.

No hay corazón mas herido
ni con más sed de venganza
que el que pierde la esperanza
de verse correspondido.

Ay adiós dijo la paloma
al separarse del nido
adiós dijo en su gemido
ay para siempre adiós, adiós
adiós dijo en su gemido
ay para siempre adiós, adiós.