Margarita Laso - Puñales (Ecuador)




Mi vida es cual hoja seca
que va rodando en el mundo,
que va rodando en el mundo.

No tiene ningún consuelo,
no tiene ningún halago.

Por eso cuando me quejo
mi alma padece cantando,
mi alma se alegra llorando.

Llorando mis pocas dichas,
cantando mis amarguras,
cantando mis amarguras.

Camino sin rumbo cierto,
sufriendo esta cruel herida...
y al fin me ha de dar la muerte
lo que me niega la vida
lo que me niega la vida.

Qué mala suerte tienen los pobres
que hasta los perros les van mordiendo.

Así es la vida guambrita...
ir por el mundo bonita,
siempre sufriendo.

Así es la vida guambrita...
ir por el mundo bonita,
siempre sufriendo.