Edgar Oceransky - Sin ti (México)



Se amanece el día y no están
tus manos puestas sobre mí
le cuesta tanto al cuerpo empezar
por miedo a acostumbrarse a estar sin ti.

Y si a la tarde fría se van
sumando las ausencias y el azar
el gris de las cortinas y el pan
que ya no tengo con quien compartir.

Me duele tanto, tanto estar sin ti
me cuesta tanto, tanto estar.

Sin ti cambiándome la risa
por una mueca cristalina
la leña en mi interior no atiza
si tu respiración no me ventila.

Me duele tanto no tener tu vida
me cuesta mucho no verte en mi vida.

El sándalo y las velas en mi altar
sin tus rodillas no se ven igual
las hadas no han venido a visitar
las flores que están en el aguedal.

La casa no imaginas como está
y hablar del cuarto sobra está de más
mi gato ya se duerme en el sofá
al que no lo dejabas ni mirar.

También le duele mucho que no estás
también le cuesta tanto.

Si no estás cambiándome la risa
por una mueca cristalina
la leña en mi interior no atiza
si tu respiración no me ventila.

Me duele tanto no tener tu vida
me cuesta tanto, tanto estar.

Sin ti cambiándome la risa
por una mueca cristalina
la leña en mi interior no atiza
si tu respiración no me ventila.

Me duele tanto no tener tu vida
me cuesta tanto no verte mi vida
me duele mucho no verte mi vida.