Jaime Ades, Sonia Peña - Diciembre (México)



Caen las hojas de diciembre
sobre una cama de amantes.
Lavadero de serpientes
te aman como beben sangre.
Luego la música, revienta tus oídos
robando lágrimas, se aleja la belleza
no sabes qué pasa, uh.

Cae la aurora del olvido
sigilosa como un niño
y de borrar la vida entera
pone en tus manos tu destino.
Podré volar, tan alto al meridiano
sentir de nuevo, constantes mis latidos
saber qué pasa, conmigo.

Caen las hojas de diciembre
sobre una cama de amantes
y de borrar la vida entera
sueltan espíritus errantes.
Podrás volar, tan alto al meridiano
sentir de nuevo, constantes tus latidos
ir cazando tu suelo
ir rompiendo tus hilos.

Hasta que el tiempo traiga lo visto
tenue y ligero por lo vivido
no existe el olvido
no existe el olvido.