Arnulfo Briceño - Un canto a Venezuela (Colombia)



Con un sol de oro radiante
con el azul de los cielos
con el rojo de la sangre
que tibia corre en mis venas,
plena el alma de alegría
subí a los Andes
buscando una poesía
después me bajé hasta el llano
en pos de una melodía
la noche me dio por ritmo
el titilar de las estrellas
para traer con orgullo
este canto a Venezuela.

Venezuela la que vibra
con el sentir de una raza
entre la espuma nacida
en las riberas del Arauca,
hoy te digo lo que siento
a mi manera
en este encendido pasaje
que dedico con cariño
como un sincero homenaje
por esas canciones bellas
que se meten en el alma
al arpa y al sentimeinto
de Juan Vicente Torrealba.

Es orgullo del zuliano
su puente de Maracaibo
del caraqueño ante el mundo
sus modernos adelantos,
Barquisimeto en su gente
y a Carabobo
los inventa un valenciano
y a través de todo el suelo
por antes los antillanos
Margarita el paraiso
de los mares antillanos
es pregonarle a los cuatro vientos
que es venezolano.

Tierra altiva y generosa
emporio del oro negro
cuna de Simón Bolivar
y machos de pelo en pecho,
de mujeres tan hermosas
como la brisa
que susurra en los palmares
como el canto mañanero
de jilgueros y turpiales
como una rosa encendida
que revienta mañanera
por eso y por tantas cosas
¡Dios te guarde, Venezuela!