Elena Nicoletti - Destino sin amor (Perú)



Quiero que
recuerdes para siempre que
en todo lo que te ofrendé
yo fui sincera.
Y si aún, tal vez te quiera,
es solamente vanidad,
es amor propio,
tontería mía.

Pero si,
cansada de vivir así,
decido prescindir de tí y tus caricias,
hallaré otras delicias
por los caminos del amor que ofrece siempre
cuando es noble el corazón.

Pero tú,
que vives un destino sin amor
pagarás el precio de tu error.
Ojalá encuentres quien te dé felicidad
y el beso que mitigue tu ansiedad.

Para mí,
será la madrugada de un adiós,
ni el eco de tu voz, ni de mi voz,
y tus caricias;
hallaré otras delicias
por los caminos del amor que ofrece siempre
cuando es noble el corazón.

Pero tú,
que vives un destino sin amor
pagarás el precio de tu error.
Ojalá encuentres quien te de felicidad
y el beso que mitigue tu ansiedad.

Para mí,
será la madrugada de un adiós,
ni el eco de tu voz, ni de mi voz,
ni despedida;
nada más que la partida,
como dos naves que se van
y que en el mar
nunca, jamás se encontrarán.