Seru Giran - Viernes 3 A.M. (Argentina)

La fiebre de un sábado azul 
y un domingo sin tristezas.
Esquivas a tu corazón
y destrozas tu cabeza,
y en tu voz, sólo un pálido adiós
y el reloj en tu puño marcó las tres. 


El sueño de un sol y de un mar
y una vida peligrosa
cambiando lo amargo por miel
y la gris ciudad por rosas
te hace bien, tanto como hace mal
te hace odiar, tanto como querer y más. 


Cambiaste de tiempo y de amor
y de música y de ideas
cambiaste de sexo y de Dios
de color y de fronteras
pero en sí, nada más cambiará
y un sensual abandono vendrá y el fin. 


Y llevas el caño a tu sien
apretando bien las muelas
y cierras los ojos y ves
todo el mar en primavera
bang, bang, bang
hojas muertas que caen,
siempre igual,
los que no pueden más
se van.