Arnulfo Briceño - Dolores (Colombia)



Ah, ah, ah ah
ah, ah, ah ah...

Dolores negra querida,
en tus albores marchita,
porque segaron tu vida
los malditos chulavitas
que ensangrentaron los llanos. 

Ah, ah, ah ah...

Pero donde tú caíste,
creció la flor del mastranto
pa’ que perfumara el aire
que respiro cuando canto.
así eres vida en mi vida.

Ah, ah, ah ah...

Ah, ah, ah ah,
Ah, ah, ah ah...

Dolores nunca habrá paz
ni en mi alma ni en estas tierras
hasta que mis propias manos
que perdieron la inocencia
no devuelvan la violencia.

Ah, ah, ah ah...

Hasta que muerdan el polvo
los agentes del infierno,
quienes cobardes masacran
mujeres, niños y viejos,
tiemblan ante un guerrillero.
Ah, ah, ah ah...

Ah, ah, ah ah,
Ah, ah, ah ah…

Un día yo me iré contigo,
Dolores, pero antes quiero
vender muy cara mi vida
y con Guadalupe Salcedo
tumbaremos el gobierno.

Ah, ah, ah ah...

Y segunda independencia
a la patria le daremos,
entonces, Dolores mía,
habrá un nuevo sol y un cielo
en nuestra Colombia querida.

Ah, ah, ah ah,
ah, ah, ah ah,
ah, ah, ah ah.