Eduardo Darnauchans - Memorias de Cecilia (Uruguay)






Te he visto
llorando en la sombra
llorabas por mí.
Pero cuando el sol
quién causó tu alegría
quién fue
que yo no fui.
Yo fui quien ofendió
tu imagen
Cecilia
fundada en la mañana mejor

Tuyo es el canto y el árbol, la flor y el amor.
Mía es la ciénaga, el páramo
el risco, el dolor.
Así el amor.
A filo y piedra herí
el claror del agua
de tus ojos claros
Cecilia, Cecilia, Cecilia, y de mí.