Jaime Roos - Durazno y Convención (Uruguay)




La calle Durazno
nace a la intemperie
telón ceniciento
palmeras al viento
abierta a las olas
marrones y blancas
de la playa chica
que muere en el Gas.

La calle Durazno
muere sin saberlo
cuando se ilumina
toda de lila
en pleno diciembre
a la hora más lenta
la siesta obligada
del jacarandá.

La vida
la vida como siempre dura
la noche como siempre oscura
por la calle Convención.
El mismo
el mismo taconeo absorto
los yiros del paseo corto
por la calle Convención.
La vida
la vida tironeando el cobre
la tienda del judío pobre
por la calle Convención.
Botijas
botijas de la moña suelta
de las rodillas bien mugrientas
por la calle Convención, Convención, Convención.

La calle Durazno
atraviesa dos barrios
de chata figura
de amarga dulzura
son Sur y Palermo
rivales y hermanos
que cruzan Durazno
camino del mar.

Candombe
candombe, murga y batucada
paseándose por la bajada
de la calle Convención.
Canilla
canilla: “Acción, El Plata, diario”
paquete bajo el brazo largo
por la calle Convención.
Los lentes
los lentes de los relojeros
los ojos de los bagayeros
por la calle Convención.
Y un día
un día te veré contento
el día que te lleve el viento
de Durazno y Convención,
Convención (La calle Durazno)
y Convención (La calle Durazno)
y Convención.

/Palabras de Ernesto Che Guevara/

(Candombe) Candombe
candombe, murga y batucada
paseándose por la bajada
de la calle Convención.
(Los perros) Los perros
los perros de los bichicomes
durmiéndose por los rincones
de la calle Convención.
(Baldosas) Baldosas
baldosas partidas hace años
recuerdos que me hicieron daño
por la calle Convención.
Y un día
un día te veré contento
el día que te abrace el viento
de Durazno y Convención
Convención (La calle Durazno)
y Convención (La calle Durazno)
y Convención.